viernes, 20 de enero de 2017

Must read 2017 [Inglés]



2017 se presenta como un año potentísimo en cuanto a liteartura anglosajona se refiere. Parece que Tor.com ha asentado sus bases, tanto con la colección de novelas cortas, como con sus novelas. Un elenco de autores relativamente poco conocidos se han convertido en must. Eso y una gran cantidad de novelas que siguen series conocidas, u otras independientes que pintan genial. Fuera preámbulos, y vamos al turrón.


Enero

Dusk or Dark or Dawn or Day, de Seanan McGuire (10 de enero, Tor.com)


Después de la fantástica y evocadora novela corta Every Heart a Doorway (pendiente de reseña), McGuire se ha convertido en una autora tremendamente interesante y de la que no me quiero perder nada. Esta novela corta de 180 páginas (que ya está a la venta). Esta novela presenta una historia de pérdida y culpa, donde la protagonista, Jenna muere y parece que se convierte en un fantasma, o en un alma en pena que trata de ayudar a gente en una línea de teléfono de prevención de suicidios. Y por si esto fuera poco inusual, algo parece que viene a "cazar" a los fantasmas de la ciudad, Nueva York, y Jenna pues tratará de impedirlo. ¿Interesante, no?



The Fortress at the End of Time, de Joe M. McDermott (17 de enero, Tor.com)



Novela que estoy leyendo en estos momentos y que dudaba si poner aquí, pero ya que está siendo lectura actual, qué leches. The Fortress at the End of Time, es una novela (de unas 400pgs) bélica. No es un Space Opera. Sino que es ciencia ficción bélica, o militarista. El tono oscuro me ha sorprendido, pero está bastante preñada de relleno y muchos personajes se pasan las páginas sin hacer nada. El argumento no tiene mucho del otro mundo: la humanidad se ha expandido por la galaxia pero con unas condiciones un poco chungas, y hay revueltas, y clones, y guerras.



Crossroads of Canopy (Titan's Forest #1), de Thoraiya Dyer (31 de enero, Tor)


Los fans de Brandon Sanderson en España reconocerán la perspectiva de la ilustración. En efecto, es de Marc Simonetti (de hecho en Tor.com hablan del proceso de la ilustración, que no fue moco de pavo). Este debut de fantasía está situado en un mítico bosque tropical controlado por dioses vivos. Es la primera novela de una trilogía que empieza a publicarse este mismo enero y que está repleta de superstición y mitología. Desconozco todo sobre la autora, pero la pinta es bastante interesante. Ya veremos, porque puede ser un fiasco o un novelón.



Home (Binti #2), de Nnedi Okorafor (31 de enero, Tor.com)


Binti no me gustó. Me pareció una novela corta con muy buenas ideas pero muy mal llevadas a cabo. Pero lo curioso es que la recuerdo muy bien, y también la sensación que me dejó ese primer volumen. Ya que la editorial me ha enviado la segunda parte, y que cuenta con poquito más de 100pgs, leeré la segunda parte, a ver si los errores de la primera se solucionan.


Febrero

Norse Mythology, de Neil Gaiman (7 de febrero, W. W. Norton & Company)


No soy un gran fan de Neil Gaiman. Aunque he leído bastante del autor, como Sandman, American Gods, Stardust, y alguna más. Pero es su faceta sobre la mitología nórdica la que me apasiona. Y una novela que se titula NORSE MYTHOLOGY, bueno, pues no necesita explicación alguna. Parece que Gaiman va a contar desde 0 el nacimiento de la mitología nórdica con los dioses del panteón nórdico como protagonistas.

Agents of Dreamland, de Caitlin R. Kiernan (28 de febrero, Tor.com)


Kiernan no es una desconocida, ya que ha pasado por dos editoriales españolas: Valdemar y Fata Libelli. Creo que su nueva novela corta va a dar mucho de qué hablar, y es que tiene una pinta tremenda. Con una trama de novela negra, o policíaca, vemos los tropos y elementos que caracterizan algunos de sus textos de terror: cultos extraños, elementos lovecraftianos, mujeres peculiares... Y luego tenemos esa cubierta que dice: cómprame y léeme. 


Marzo

The Collapsing Empire, de John Scalzi (21 de marzo, Tor)


Scalzi es apuesta segura (olvidemos Red Shirts), y es que esta nueva novela tiene una pinta espectacular. Space Opera, humor, una novela inteligente, que tiene crítica y que a la vez es tremendamente friki. No me extrañaría que la viéramos en castellano.



Chalk, de Paul Cornell (21 de marzo, Tor.com)


Esta novela de Paul Cornell promete mucha magia y mucha venganza. Fantasía oscura en apenas doscientas páginas y pico repletas  situaciones emocionales controvertidas y como la propia portada inspira: personajes rotos. La novela parece ahondar en una Inglaterra liderada por Margaret Thatcher. ¿Existe algo más terrorífico? 



Luna: Wolf Moon, de Ian McDonald (23 de marzo, Tor)


No sabéis las ganas que tengo de meterle mano a la segunda novela de Luna. Todo apunta a que en esta se ha acabado el politiqueo y va a ir más a la acción. Qué ganas de ver a los Corta en su venganza.

Seven Surrenders, de Ada Palmer (28 de marzo, Tor)


Si no habéis leído "Too Like the Lightning" ya estáis corriendo (aunque la novela cueste un pastón). Esta es la segunda parte, y pinta ser igual o más intrigante que la primera. Es muy difícil de describir, pero si tenéis que leer 1 en inglés este año, que sea la primera novela de esta saga de ciencia ficción. Alucinante, y no apta para lectores con poca paciencia.

Abril


The End of the Day, de Claire North (4 de abril, Redhook)



¡Claire North! De todos los que estuvimos en el Celsius232 de este verano, no creo que ninguno no se enamorara de su carisma. Una nueva novela de la autora es una grandísima noticia, y desde luego va a tener prioridad en mi lista de lecturas. 



Winter Tide, de Ruthanna Emrys (4 de abril, Tor.com)




Novela interesantísima que se publica en Tor.com y que tiene tintes lovecraftianos bastante claros. Parece que el gobierno de los EE.UU. ataca Innsmouth y encierra a todos sus habitantes por rendir culto a Cthulhu. Aphra y Caleb Marsh sobreviven a los campos de internamiento. Más tarde parece que el FBI va a necesitar la ayuda de Aphra para solucionar un caso donde hay magia involucrada. Magia negra en la Universidad de Miskatonic. Y los soviéticos están implicados. Una de las novelas que me tienen más intrigado de este año.



Waking Gods, de Sylvain Neuvel (6 de abril, Del Rey)


Poco os puedo contar de esta novela sin destripar la anterior. Pero bueno, CF, robots gigantes, un estilo original e interesante (la primera novela está escrita con entrevistas, artículos, informes, etc.) Aunque la primera obra "cierra", estoy intrigadísimo por seguir esta ¿trilogía?


Proof of Concept, de Gwyneth Jones (11 de abril, Tor.com)


Otra de las novellettes de Tor.com a la que voy a ciegas. Y es que tiene un aire muy a The Warren. Si me hace disfrutar tanto como la mencionada, me doy por satisfecho. Tierra del futuro, sobrepoblación, cambio climático. Se crea un plan para habitar un exoplaneta llamado Aguja (Needle). Se crea un laboratorio de pruebas y el protagonista es invitado. Altair tiene a una IA como huésped en su cerebro. Tiene toda la pinta de ser una novela desasosegante y claustrofóbica.



Mayo

All Systems Red, de Martha Wells (2 de mayo, Tor.com)


"Los diarios del bot asesino", esa portada, y la sinopsis. Esta novela va a pasar al puesto 1 de mi pila en cuanto caiga en mis manos. Una novela en la que un androide cobra consciencia. Un poco a lo Westworld, de HBO, y siguiendo la tradición de Asimov de escribir sobre robots y su relación con los humanos. Aunque parece que por aquí iremos por otro lado...



Killing Gravity, de Corey J. White (9 de mayo, Tor.com)


La protagonista es encontrada por una nave que pasaba por allí. Lo que no saben es que ella tiene poderes psíquicos y tiene sus propios planes. A ella la persigue una super corporación espacial. Y la quieren a toda costa. Novela que en cuanto a tono (muy macarra) me está recordando mucho a El despertar del leviatán. Sí, la estoy leyendo actualmente, y por ahora muy, pero que muy bien.


Brother's Ruin (Industrial Magic #1), de Emma Newman (14 de mayo, Tor.com)


Con estética victoriana, y con magia, esta novela de fantasía tiene una pinta bestial. No me llama nada lo que tiene ambientación victoriana, pero esta novela de Emma Newman se va a llevar un voto de confianza a esta novela corta (160pgs)



River of Teeth, de Sarah Gailey (23 de mayo, Tor.com)



En esta novela ambientada en el continente americano, las fronteras están plagadas de hipopótamos, ya que eran la fuente de comida de los EE.UU. Una novela repleta de humor que ahonda en varias críticas contemporáneas con una ambientación fanástica sobre la dura vida de los cowboys (y cowgirls), que se sitúa en el Mississippi y que viene repletita de bestias salvajes feroces. Y encima no llega a las 200 páginas. Póngame tres.

Más información sobre la novela.


Lightning in the Blood, de Marie Brennan (30 de mayo, Tor.com)


Segunda novela de fantasía de la saga de los Varekai, de Marie Brennan, que ya reseñé en el blog. Como no quiero destriparos la primera, Cold-Forged Flame, os dejo la reseña y mi recomendación de que vayáis a leerla. Ya.

Junio

Down Among the Sticks and Bones (Wayward Children #2), de Seanan McGuire (13 de junio, Tor.com)


A Seanan McGuire ya la conocéis de este post, así que me limitaré a decir que leáis la primera novela de esta trilogía y que luego vengáis como locos a por esta segunda parte. Yo ya la tengo en el Kindle, y en breve caerá.


Mapping the Interior, de Stephen Graham Jones (20 de junio, Tor.com)




Reconozco que me acerqué a esta novela tan solo por su cubierta. Me llama muchísimo (y las portadas de Tor son alucinantes). De la historia sé poco, por ahora que un niño (o niña) es guiado por el fantasma de su padre dentro de su casa, que como si de La casa de hojas habláramos, parece ser inmensa por dentro.



Spoonbenders, de Daryl Gregory (27 de junio, Knopf)


El humor de Daryl Gregory es inteligentísimo. Pero su estilo narrativo es brillante, demoledor. En esta novela tenemos a una familia de psíquicos que aprovechan sus poderes para deshacerse de la CIA, o de la mafia. Un must.


Julio

The Ghost Line, de Andrew Neil Gray y J.S. Herbison (10 de julio, Tor.com)


Una nave espacial con fantasmas. Me encantan estos crossovers de temáticas. Terror y ciencia ficción en una novela que solo por su portada invita a pensar en obras como el videojuego Dead Space.


Summerland, de Hannu Rajaniemi (27 de julio, Gollancz)





A pesar de que la anterior obra de Rajaniemi, una antología de CF Hard, no me gustó demasiado, vamos a darle una nueva oportunidad aquí. Novela que lleva retrasándose desde 2013 (uf). Situada en 1938, el Imperio Británico ha descubierto la otra vida y explotan economicamente la muerte. Y hay soviéticos. Y espías. E intrigas. Por lo visto la novela no parece que todavía vaya a publicarse en EE.UU., ya que por ahora está programada solo para Inglaterra.


Agosto

The Stone Sky (The Broken Earth #3), de N.K. Jemisin (15 de agosto, Orbit)



La conclusión a una de las trilogías de fantasía que más me han explotado la cabeza. De lo mejor escrito que he leído nunca. Tal cual. Y Nova publica la primera parte. ¡Yay!


Starfire: A Red Peace, de Spencer Ellsworth (22 de agosto, Tor.com)



Otra novela a la que voy a ciegas y me guío tan solo porque sale en Tor.com, por la sinopsis y por la cubierta. Se supone que es una novela de CF de acción, y es el inicio de otra trilogía (tranquilos, son novelas de 150pgs, por lo que la trilogía quedaría como una novela tocha típica). Una Space Opera repleta de aventuras, aliens arácnidoformes (bien), y planetas cíborg. Sí, enteros. Pinta bastante bien.



Ball Lightning, de Liu Cixin (22 de agosto, Tor)


Lo nuevo de Cixin Liu. ¿Hace falta decir nada más?

Octubre

The Wrong Stars, de Tim Pratt (7 de noviembre, Angry Robot)

(SIN PORTADA)

Pues lo nuevo de Tim Pratt es una space opera que tiene una pinta alucinante. Soy un gran fan de este autor desde que Fata Libelli me lo descubrió, y desde entonces he tratado de leer todo lo que he podido de él. 


The Stone in the Skull (Lotus Kingdoms #1), de Elizabeth Bear (10 de octubre, TOR)


Elizabeth Bear es una de mis eternas pendientes. Y aunque tengo muchas de sus novelas compradas (es una escritora muy veterana), solo he leído el fantástico libro de relatos que publicaron en Fata Libelli. Esta parece ser la primera novela en una nueva trilogía de fantasía situada en el mundo del Cielo Eterno (Eternal Sky). Bear se caracteriza por unos mundos tremendamente personales donde mezcla culturas y elementos muy dispares. Además el portadón de Richard Anderson invita a la lectura. De este me apetece traduciros la sinopsis:

Gage es un autómata de latón creado por un hechicero de Messaline alrededor del centro de un ser humano. Su hechicería murió hace tiempo, y ahora trabaja como mercenario. Porta un mensaje del brujo más poderoso de Messaline al Rajni del Reino del Loto. Con él va el Hombre Muerto, un amargo superviviente de la guarnición dispuesta en Califato de Uthman, que protege al mensaje y a Gage. Son amigos, más o menos. Se adentran en una guerra dinástica entre los gobernadores de los pedazos quebrados del que fue una vez un gran imperio.


Oathbringer (El Archivo de las Tormenta #3), de Brandon Sanderson (sin fecha concreta, Tor)



No quería poner esta novela, por no meter autores conocidísimos, pero la presión mediática me ha obligado (Dídac, ejem, cof cof), (además no hay portada). La tercera novela en la decalogía de Los Archivos de la Tormenta. Y yo con el hype por las nubes.

Y se acabó.

Y esto es todo por ahora. Hay muchas que casi incluyo en el post (como la nueva trilogía de Mark Lawrence), y otras que se me habrán olvidado. Pero estas son las que VOY a leer este año SEGURO. Y no puedo leerlo todo. Pronto volveré con los MUST READ 2017 que saldrán en castellano (aunque será bastante más complicado de hacer, ya que muchas ya las he leído, pero quiero que las conozcáis. En cualquier caso, ¿cuáles son vuestros must read en inglés de este año? ¿Alguna de esta lista que os muráis por leer?

Os recomiendo pasaros por el post de Odo en Sense of Wonder, donde dedica dos posts a comentar su lista de novelas. En algunas coincidimos, y en otras no. Aquí el primer post, y aquí el segundo.

lunes, 16 de enero de 2017

Apocalipsis suave, de Will McIntosh


Vaya por delante, no sé si como advertencia, o como una disculpa, que no soy un lector demasiado aficionado a la corriente postapocalíptica, y que las distopias suelen resultarme clónicas y algo pesadas de digerir. No las disfruto tanto como otras. Por lo que este factor jugaba en contra de Apocalipsis suave, de Will McIntosh (Gigamesh, 2016). Pero cuando te encuentras con una novela que destaca, ignorando por completo el estilo, género, o corriente, pues oye, uno tiene que decirlo y plasmarlo. Will McIntosh es un autor al que seguía desde hace tiempo por varias novelas concretas: Defenders, y Loves Minus Eighty, por lo que Apocalipsis suave fue una gran noticia para mí como aficionado. 

Apocalipsis suave se sitúa en el año 2023, donde la sociedad está saturada y la tasa de paro es altísima. El sociólogo Jasper malvive en Metter, una ciudad de Georgia, junto a su tribu, compuesta de varios parias sociales más como él. Como buena novela postapocalíptica (o apocalíptica), la sociedad se está derrumbando, y la policia trata de echar del centro a todos estos deshechos sociales para que hagan sus guettos a las afueras, un poco al estilo Ballard. A partir de aquí, el texto da algunos saltos temporales que nos darán a conocer la situación de nuestro protagonista en el futuro, donde directamente está tratando de sobrevivir, ya nada de malvivir, pues todo se cae a pedazos. Jasper se va rodeando de un elenco de personajes pintorescos como Ange, Sophia o Dreirde (un personaje excelente).

Es curioso el planteamiento (y supongo que de ahí el título) que McIntosh ofrece con la novela. Los personajes, y la sociedad, niegan su decadencia, aceptan su situación, y la normalizan. Un poco como el cuento del sapo y la olla hirviendo. No hay cataclismos, no hay situaciones que marquen un antes y un después. El fin llega lento, despacio, aclimatándonos a sus condiciones. Con suavidad. McIntosh tampoco se pone límites, y hace algo que suelo apreciar mucho en este tipo de obras divulgativas: lleva su idea hasta el final, la desarrolla en muchos aspectos y ahonda en ella para investigar sobre las preguntas propuestas al principio de la obra. ¿Hay límites para una civilización? ¿Cuáles son? ¿En qué lugar está el punto de ruptura? ¿Cuándo decimos basta? Por otro lado, la novela, en primera persona, nos limita el conocimiento mundial de los eventos, por lo que todo queda con un tono mucho más intimista y personal.

Como comentaba, Apocalipsis suave presenta un fin casi irremediable, y no por el motivo del mismo, sino por el modo en que sucede. Es como si los personajes se fueran deslizando hacia ese fin, pensando que "bueno, no es para tanto", pero a medida que bajan, se acostumbran a su actual estado, y así consecutivamente. Es realmente desolador el sentimiento que provoca esta novela, que contiene tantísimas similitudes a nuestra actual civilización, con, pongamos un ejemplo, el polémico calentamiento global, o la deforestación, por citar ejemplos enormes, o las crisis o burbujas económicas, por citar otro caso más familiar. Y lo que hace de esta novela sea todavía más aterradora es que McIntosh nos planta cara a cara con la desolación. Nos pone ante el vacío, y nos obliga a mirar en la negrura.

jueves, 12 de enero de 2017

Las cosas que perdimos en el fuego, de Mariana Enríquez


Que la literatura fantástica se publique en sellos de literatura generalista es una buenísima noticia, y desde mi punto de vista, la mejor opción para quitar los estigmas del género. Si encima estas publicaciones son autoras como Mariana Enríquez, la punta de lanza del fantástico es tremendamente sólida. Mariana Enríquez es una autora de terror, como ella misma nos contó en la entrevista que le realizamos en el Neo Nostromo. Marian Enríquez es una autora que no se corta en mostrar tramas repletas de escenas morbosas, cotidianas, donde la oscuridad acecha en las esquinas, casas caníbales, o extraños ritos incomprensibles. Pero Mariana Enríquez se adentra en estas sendas para ahondar en temas como la culpa, la maternidad, las relaciones entre las diferentes clases sociales, el machismo y el patriarcado, o la propia historia de su país, Argentina, la cual es tratada con tremenda crítica.

Me costó trabajo entrar en la lectura, y mi percepción fluctuaba sobremanera. Ahora sí, este relato no, esto me ha dado mucho mal rollo. Hasta que por fin: boom, estoy dentro de un universo terrorífico, con un lenguaje propio y personal (cada vez me gusta más leer a autoras y autores argentinos), que presenta temas que no encuentro en otras lecturas. Rituales urbanos que ves pero no ves, que están pero no están, un juego tras bambalinas que esconde dobles sentidos, interpretaciones personales y muchos finales abiertos. Mariana Enríquez espolvorea en sus relatos gran crítica social, como comentaba antes. Argentina no es un paraíso, ni para los vivos, ni para... bueno, para el resto de cosas. Los barrios pobres, los ciudadanos "de segunda", y una atmósfera oscura y opresiva van entintando el ánimo del lector. Lo dicho, hasta varios relatos no conseguí sentirme conmovido (quizá también la presión de varios amigos que lo habían gozado mucho y entre sus ¿cómo que no te gusta? me puso algo cazurro), pero al llegar a cierto texto, y sentirme entre conmovido, asqueado, y, en definitiva, sacudido...

Y es que Mariana escribe terror, pero no ese terror barato y facilón donde aparecen bichos deshumanizados, agentes exteriores, o espectros (que también). Es un terror más cotidiano, más personal, más urbano. La ciudad como un ente devorador. Personajes problemáticos, mujeres aisladas, huérfanos, vagabundos. Creo que Marian Enríquez desprende insolencia en sus textos. Una especie de: esto es lo que hay, y lo hago genial, y lo hago como quiero, que vi reflejado en su forma de expresarse durante nuestra entrevista del Neo Nostromo. Me quedo con una frase lapidaria suya: "Ahora mismo, en Argentina, las que hacen mejor género fantástico son las mujeres". Entendamos esto a nuestra manera, pero desde luego se avecina una nueva época para el género, y hay decenas de autoras punta de lanza que vienen pisando fuerte.

En definitiva, que quería que esto fuera una entrada corta sobre un libro corto. Los textos de Mariana Enríquez desprenden empatía por los personajes, una especie de: esto me podría pasar a mí. Y eso es lo que hace que sea más terrorífico todavía. Que quizá algún día nos encontremos en una situación fatídica, y encima ocurra algo que no podamos explicar. Argentina, pero una Argentina diferente, oscura, brumosa, de barrio bajo, de aislamiento. La Argentina de Mariana Enríquez.

sábado, 7 de enero de 2017

Las mejores lecturas de 2016



Un año más que ha terminado, y un año más que este blog ha sobrevivido. Aunque si os soy sincero, 2016 ha sido para el blog un año flojo y más un espejo de contenidos que he creado para otros medios que lo que fue, por ejemplo, en 2015. Por mi parte, he estado metido en mil cosas: El peso del aire, Neo Nostromo, The Spoiler Club, mis colaboraciones con Supersonic... Además este año publiqué mi primera ficción, El hombre sin nombre, en compañía de Carlos Bassas y Víctor Blanco. Se han publicado mis primeras correcciones y me han encargado traducciones. En cuanto a lecturas, ha sido un año prolífico en el cual he sacado tiempo de debajo de las piedras para leer. Según Goodreads hay marcadas 214 lecturas, de las cuales 75 son cómics, hay 11 relatos y 128 libros (novelas o antologías). No está mal. 2017 pinta un año que va a subir el listón del anterior, pero no adelantemos acontecimientos, antes de nada, vamos a ver las mejores lecturas de género fantástico que he leído durante todo 2016 (por lo que no entra ficción realista, ni literatura japonesa que no sea de género, para ello tendréis que ir a El peso de aire). Las lecturas no tienen ningún orden concreto.


Laberinto de hierba, de Izumi Kyoka

Novela gótica de fantasmas por uno de mis autores japoneses preferidos: Izumi Kyôka, publicado en Satori. No solo cabe elogiar la edición, la cubierta, y la magnífica traducción de Iván Díaz, sino que el texto de Kyôka es tan, tan excelente, que cualquier elogio se queda corto. El libro lo reseñé en El peso de aire y en el canal de Youtube, y es una de mis recomendaciones fijas cuando alguien me pregunta por literatura japonesa. Lo dicho, una mansión encantada, una obsesión, fantasmas, recuerdos, personajes tumultuosos, y una narrativa fuera de su tiempo. 


La gracia de los reyes, de Ken Liu

Ken Liu es uno de mis autores de relatos preferidos. Con pocos textos me he sentido tan conmovido como con Mono no aware (en Terra Nova 3). Y una trilogía de fantasía épica, de corte clásico e inspirada en las grandes sagas dinásticas chinas sonaba de todo menos "lo típico" para el autor. Como con Kyôka, es un texto fuera de su tiempo, arriesgado, que no sigue ninguna corriente actual (grimdark o fantasía más sucia y realista) y que, básicamente, es un poco Ken Liu en plan "pues ahora me marco esto porque me apetece". La edición de Runas (Alianza) es una gozada. 



3º El camino de los reyes, de Brandon Sanderson

Más vale tarde que nunca. Y es que El camino de los reyes es la primera obra de la saga cumbre de Sanderson, y yo la tenía reservada cual buen vino. Aunque a la obra le cuesta arrancar, me ha sorprendido muchísimo por su tamaño, su épica, su grandilocuencia. Sanderson se toma su tiempo para hablar sobre la depresión, el imperialismo, la religión, la amistad, y las relaciones paternofiliales entre otros muchos temas. Sus personajes son los más profundos y complejos de todos los creados y desde luego, esta obra desborda talento y ambición.


Filos mortales, de Joe Abercrombie

Ahh... Filos mortales. Cuando en abril salió Sharp Ends (la versión original) me lancé de cabeza a comprarla, y en dos días ya me había leído el libro. En esta antología de relatos que ocurren en el mundo de la Primera Ley, de Joe Abercrombie, recuperamos algunos de los mejores personajes de la saga, así como nuevos personajes que, según sugirió Abercrombie, le gustaría que protagonizaran sus obras cortas o relatos. Runas presenta además una edición impecable, en tapa dura, que supera, con creces, a la versión inglesa. 


The Fifth Season (y The Obelisk Gate), de N.K. Jemisin

Este año he descubierto a una autora magnífica. N.K. Jemisin, y su The Fifth Season (que reseñé en Neo Nostromo y en el blog) y cuya traducción se ha anunciado en Nova para este mismo año (¡Bien!). Fantasía épica, pero no tan épica, y no tanto de fantasía. Con uno de los estilos y narrativas más elaborados y trabajados que he leído dentro del género. No es de extrañar que ganara el Hugo. Un must-read para 2017 si la queréis leer traducida. Ah, y la segunda parte es una pasada.


6º El despertar del leviatán, de James S. A. Corey

Una de mis sorpresas de este año. Esperaba encontrarme con una novela muy comercial, una saga normalita con mucha acción y personajes molones y funcionales pero ya. En cambio me he encontrado con una novela con mucha acción, personajes molones, con mucha mala leche, y con un libro que destaca tanto en estilo como en estructura narrativa. Pocas veces me lo he pasado tan, tan bien, leyendo un libro de ciencia ficción (en el sentido de la maravilla de la space opera, que normalmente me cansa). Estoy muy intrigado por leer el resto de la saga.


7º Las cosas que perdimos en el fuego, de Mariana Enríquez

Posiblemente la obra que más contradicciones me creó durante la lectura, y mi obra preferida de terror de este año. Un libro de cuentos de terror atroces y directos, brutales y descarnados, sobre la cotidianidad, y aquello fantástico que se introduce en nuestras vidas cual sombra durante la noche en una habitación. Yo ya estoy como loco buscando cualquier obra de esta autora. Excelente y muy recomendado.


Las visiones, de Edmundo Paz Soldán

Edmundo Paz Soldán irrumpió en mi vida con Iris, novela de ciencia ficción que me leí para el primer The Spoiler Club (empezamos fuertes). Que Páginas de espuma publicara (casi por sorpresa para mí), un volumen de cuentos ambientados en el mundo de Iris y que giran alrededor de varios temas que Edmundo deshilacha y deconstruye para ofrecer un prisma temático sorprendente. Una obra de ciencia ficción que se queda en mi estantería de "favoritos".


Destellos de luna. Pioneros de la ciencia ficción japonesa, de Daniel Aguilar


Si me seguís por redes os acordaréis de mi entusiasmo con esta obra. Y es que descubrí a Satori por su publicación de Japón sobrenatural, un ensayo sobre el terror en la cultura japonesa firmado por Aguilar. Una obra del mismo autor pero sobre la CF era algo que me puso en alerta por fanboy. La edición de Satori es una delicia y es que además del excelente ensayo, cuenta con un gran número de material gráfico y varios relatos inéditos de Jizzo Unno, uno de los pioneros más prolíficos en la CF japonesa.


10º Estados Unidos de Japón, de Peter Tieryas

Reconozco que cuando me leí esta novela, en su estreno, fue por la portada y por el blurb "la secuela de El hombre en el castillo". La novela cumple todas las expectativas, CF cruda en un mundo distópico, donde un Japón imperialista gobierna sobre Estados Unidos, la crueldad del protagonista es chocante, siendo un antihéroe estupendo, y esos mechas que vigilan las calles son muy chachis. Una novela oscura, cruda, e interesantísima. Y este mismo enero, Nova la publica. 


11º Los últimos días de Nueva París, de China Miéville

Lo último de Miéville viene con fuerza. Personalmente quedé muy impresionado con esta novela, una especie de "puedo hacer lo que quiera y os va a molar a todos, amigos" firmado por el autor británico. Una obra delirante que saldrá en 2017 en Nova. Por ahora, todos los que la hemos leído hemos quedado prendados de ella, (menos el archienemigo de Miéville, Christopher Priest) así que no hace falta decir mucho más.



12º Verbum, de VV.AA.

He estado entre poner Ecce Monstrum, de Nathan Balingrud, o la antología Verbum, y me he decidido por esta última, más que nada, porque contiene algunos de mis relatos preferidos de este año firmados por algunos de mis autores favoritos: Cotrina, Cañadas, Montesinos, Pedraza, etc. Una antología arriesgada y necesaria, y un punto y aparte en Fata Libelli. Un must.


13º Too Like the Lightning, de Ada Palmer

No sabría bien cómo describir la experiencia de leer esta novela, pero es como flotar en el espacio, sabiendo que estas perdido, pero disfrutas de la visión del inmenso vacio estrellado. Es una novela complicada, extrañísima, y complicada. Pero que hace saltar todos los límites de la zona de confort y de un plumazo destruye todas las expectativas. Una novela de ciencia ficción excelente, que espero, en algún momento llegue en castellano.




14º The Stars are Legion, de Kameron Hurley


Con esta hago trampas, ya que se publica de forma oficial en 2017, yo leí una copia avanzada en 2016 y quiero incluir el libro en la lista. ¿Cómo resumirlo? La mejor novela de CF que se ha publicado en 2016. Tal cual. Y pronto va a estar en castellano de la mano de Runas. Os aviso, va a ser un viaje alucinante. Kameron Hurley no deja de sorprender, y se mueve igual de bien en fantasía y en CF. The Stars are Legion no me extrañaría que estuviera nominada para varios premios este año.



15º Midnight & Moonshine, de Angela Slatter y Lisa L. Hanett

Y por último, no podía dejar de aparecer una de mis autoras preferidas en textos cortos: Angela Slatter, que junto a una gran autora como Lisa L. Hannett, firman una de las obras sobre mitología nórdica más completas y mejor escritas que he leído jamás. ¿Necesitáis saber algo más?


Y esto es todo, me dejo muchas obras en el tintero pero creo que si voy poniendo y poniendo al final no termino. Por ejemplo la magnífica novela de Cixin Liu, El problema de los tres cuerpos, Central Station, de Lavie Tidhar, muchos relatos de Angela Slatter y Alyssa Wong, Hijos del dios binario, de David Gil, La polilla en la casa del humo, de Guillem López, o las reediciones de Jack Vance de GIgamesh. Eso ha sido todo. ¿Qué tal vuestro año? ¿Cuáles son vuestras mejores lecturas?

domingo, 11 de diciembre de 2016

El problema de los tres cuerpos, de Cixin Liu


De El problema de los tres cuerpos se ha hablado mucho, y más que se hablará. Y ya no solo me refiero al meagustado o nomeagustadismo, sino a que es una novela que da para reflexionar en muchos aspectos. A nivel de calidad como obra, a nivel de repercusión, a nivel de género. Desde su publicación en castellano han salido una serie de reseñas, críticas y reflexiones de lo más interesantes (algunas negativas y otras positivas). Además le dedicamos un Neo Nostromo, y un The Spoiler Club Por lo tanto me ha sido imposible no contaminarme ligeramente con la opinión de otras personas cuyo criterio respeto mucho. Por mi parte, hice una primera reseña para el canal de Youtube que os enlazo aquí mismo donde hacía una reflexión previa. Esta reseña es esa opinión desarrollada.

Aviso: es posible que ciertos aspectos que comento de la trama se puedan considerar spoilers o le quiten ciertos momentos de sorpresa a la trama.

La trama comienza con Ye Wenjie durante la Revolución Cultural China donde ve morir a su padre, ejecutado por crímenes contra dicha revolución. Ella es una inteligentísima física teórica y acaba siendo invitada por el propio gobierno a participar en un proyecto secreto llamado Costa Roja. Después damos un salto temporal y conocemos a Wang Miao, un nanotecnólogo que se involucrado en un asunto gubernamental bastante intricado. Las cosas empiezan así, del lado de Miao, desde el punto de vista del que no sabe absolutamente nada y experimenta los nuevos sucesos con inocencia y desconocimiento. O al menos a eso juega Cixin al principio, ya que Miao hace cierta trampa. Se conecta a un videojuego online de realidad virtual titulado El problema de los tres cuerpos en el cual va tratando de solucionar ciertos problemas matemáticos en un mundo trisolar. Un videojuego que solo podría existir en China, todo hay que decirlo. Y digo que hace trampa porque Miao sabe cosas que no se le cuentan al lector, por lo que pueden crear confusión. No sé si es justificar o un argumento sin peso, pero los que han leído la trilogía entera me dicen que espere, que al final todas las piezas encajan y los huecos y vacíos del primer libro se llenan. Pero como también he leído y escuchado por ahí, esto no es excusa para que una novela no tenga una buena estructura.

El problema de los tres cuerpos se publicó por entregas en China, y posteriormente se recogió en una novela. Esto permitió a Cixin poder tomar decisiones en tiempo real, y al revés, a Ken Liu, traductor al inglés, reordenar ciertos capítulos. Por eso creo que es una novela difícil de valorar en un primer libro y en una primera lectura. Es una obra que se ha visto sometida a ciertas circumstancias que la hacen más volátil de lo normal. Eso sin contar que es una novela china, y que, aunque Cixin ha reconocido en varias entrevistas que sus inspiraciones principales son los autores clásicos de CF anglosajona (Clarke, Asimov...), no podemos evitar reconocer tropos de la literatura asiática. Nuevas formas de entender a los personajes, la estructura misma del libro, la narrativa, etc. Por otro lado, la novela adolece de los grandes defectos de la CF clásica, es decir: a nivel narrativo, los personajes importan poco, y el peso de la narración se lo lleva la especulación y la trama. El ritmo es lento y muy irregular, y a veces resulta cargante. Por otro lado, el componente de sentido de la maravilla es tan espectacular, la especulación es tan bestial, que muchos lectores entre los que me incluyo, pasamos por alto estos defectos. Cixin Liu quizá no sepa hacer personajes creíbles (algo que ya ocurría en sus relatos), pero desde luego tiene una imaginación tan desbordante que hacen que El problema de los tres cuerpos sea una de las novelas más impactantes de CF que he leído en años. Ah, y mencionar que en castellano tenemos una traducción excelente del chino, a cargo de Javier Altayó. Lujazo.

Por lo tanto El problema de los tres cuerpos es una novela de ideas, que presenta conceptos, reflexiones y conclusiones sorprendentes, originales y muy "blowminding" (que te explota la cabeza, vamos). Es cierto que no es una novela demasiado contemporánea a nivel narrativo, parece escrita en otra era de la CF, pero tengamos en cuenta sus méritos: ¿cuántas obras de CF china vemos traducidas al inglés? ¿Y al castellano? ¿Cuántos escritores se atreven a escribir textos personales, sin tener en cuenta las tendencias comerciales? ¿Cuántos escritores chinos se atreven a atacar con críticas tan feroces al gobierno chino y a su política? Para mí, esta novela no es perfecta, pero trata temas y tiene un contexto tan interesante que me parece una de las obras más interesantes de la CF, y desde luego una de mis mejores lecturas de este año.