viernes, 26 de septiembre de 2014

We Will All Go Down Together de Gemma Files [Reseña]


Si me preguntaran por una editorial de referencia para leer literatura weird, la editorial canadiense ChiZine sería una de las primeras que nombraría. Entré en contacto con las publicaciones de ChiZine en noviembre de 2013 cuando hicieron una macro oferta debido al Black Friday, donde todos sus eBooks estaban a precios muy reducidos. Creo que compré unas 14 obras entre las cuales destaca una trilogíawestern de Gemma Files, trilogía que reconozco, no he leído todavía. Además Gemma tiene relatos publicados en las antologías Lovecraft's Monsters, Lovecraft Unbound, A Season in Carcosa y otro buen puñado de antologías.

La cuestión es que gracias a la plataforma NetGalley pude acceder a un ARC de la nueva novela de Gemma Files: We will go downtogether para poder empezar con alguna obra de la canadiense. Una trilogía se me antoja menos atractiva que una novela, y mejor si esta no es un tocho. Además el trabajo gráfico de las portadas de ChiZine es brillante y evocador, creo que no hay apenas ilustraciones de esta editorial que no me den ganas de tirarme a por el libro de cabeza.


Podría generalizar sobre la literatura canadiense, diciendo que es cruda, dura, austera y además tiene cierto gusto por las tramas familiares y como tema central una metáfora de las cosechas. Si generalizamos de esta forma, podemos definir a Gemma Files como claro ejemplo de literatura canadiense. En We will go down together se inicia con una saga familiar, una historia que podría parecer bastante típica, pero la mezcla de elementos, de estilo y de géneros la convierte en algo totalmente diferente, interesante y espeluznante a la vez.

El libro lleva el subtítulo de “Stories of the Five-Family Coven” y es que se trata de una antología o fix-up ya que los relatos comparten personajes y en general tratan de la misma temática.  Por lo que he descubierto investigando un poco, los relatos han sido escritos con espacios temporales bastante amplios entre ellos. Algunos ya habían sido publicados anteriormente en antologías. Lo curioso es que todos ellos encajen de forma tan perfecta en este tomo, apenas he notado diferencias de estilo, o algo que chirríe. La narración de los vástagos de las cinco familias protagonistas tiene una coherencia sorprendente. Esto además me hace sospechar que quizá tengan relación con la trilogía western en cierta forma cosmogónica.

We will go down together narra la rencilla entre cinco clanes diferentes: Devize, Glouwer, Rusk, Druir y Roke. El momento de la narración converge en la supuesta última batalla entre estas cinco familias y la que será la más sangrienta. Conoceremos a personajes como Alizoun Rusk, Jonet Devize o Euwphaim Glouwer que protagonizarán algunas de las historias que destacan por su crudeza, mal rollismo y espectacularidad. Files provoca en el lector sentimientos de empatía hacia personajes tan miserables como Euwphaim, deseando que esta logré sus propósitos, a pesar de lo retorcida y malvada que llega a ser (sí, se come a recién nacidos).

Estas cinco familias luchan entre sí para disputarse el poder de cambiar el mundo a su antojo, pero con el paso de los años los deseos de cada uno de los miembros de la familia ha ido cambiando y mutando. Sus aspiraciones han pasado a ser más humanas y aunque según avanza la narración, la confrontación final se augura más cercana, vemos como muchos de los personajes van perdiendo motivación. Es curioso como la pregunta: “¿quién va a quedar vivo?” Va tejiendo una red entre relato y relato, y es que al final uno le coge cierto cariño a los personajes (un cariño literario, porque mira que son raros y raras).
Me ha resultado curioso que los protagonistas sean brujas, esa figura aparentemente olvidada por el terror y eclipsada bajo la sombra del vampiro o del zombie y una de las principales razones por las que empecé a  leer este fix-up fue por ello. Las brujas son una parte básica del folclore español, y a menudo no nos damos cuenta de ello, pero gracias a autoras como Pilar Pedraza persisten en la ficción.

Gemma Files me ha sorprendido para bien, su estilo es evocador y perturbador, y en historias cortas consigue transmitir lo que un relato debe, como una pequeña cápsula de emociones, pasando de los conjuros y los diálogos casi poéticos de Euwphaim donde habla de la magia y de la brujería; a personajes como Jude Hark Chiu-Wai, magos en la actualidad, fantasmas hostiles y no tan hostiles, angeles corruptos y muchísimos tipos de monstruos diferentes. Todos ellos poblando Canadá, en concreto Toronto.

En conclusión este libro ha sido un pequeño gran descubrimiento que recomiendo a todo lector curioso y con ganas de experimentar una lectura totalmente diferente y fuera de lo común. En cierto modo me ha recordado a la desbordante imaginación de la que hace gala Tim Pratt pero con un ambiente mucho más oscuro y tétrico y quizá con algo menos de talento y maravilla. Gemma Files escribe relatos que te hacen vibrar y te hacen sentir que estás por fin, leyendo algo diferente, algo original. Además me gustaría destacar el excelente trabajo gráfico de la portada y la muy trabajada edición digital del libro. Después de este libro, voy de cabeza a por la trilogía western de la misma autora que publica la fantástica ChiZine. 

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Voy a investigar, pero dudo que este libro esté en español, lo que es una pena. Aún así, me ha llamado bastante la atención, por una parte porque me gustan mucho las brujas (como dices, tienen mucha historia en España y hace poco fui a Zugarramurdi y me entraron unas ganas locas de escribir algo sobre el tema), por otro lado, me encantan las historias crudas y austeras.
    Investigaré, pero con mi mal inglés, no creo que pueda leer, aún, a la autora. Aún así, gracias por la reseña

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues te ahorro la investigación, no, no está en español. De hecho no lo publican hasta el 28 de octubre en Canadá, por eso lo que estoy reseñando es un ARC y no el libro final.

      Una pasada de libro, la verdad, ojalá pudieras leerlo.

      Eliminar