sábado, 18 de octubre de 2014

El Libro de Ivo de Juan Cuadra [Reseña]


El mundo de los sueños es algo que me fascina desde hace tiempo y debe ser casualidad (o no) pero últimamente están surgiendo gran cantidad de obras que orbitan alrededor a este tema. No en vano Miquel hizo broma sobre que iba a surgir el dreampunk, y parece que si seguimos así podremos poner a algunas de estas obras dentro de ese subgénero.

Hasta hace poco Juan Cuadra era un nombre desconocido en el mundo literario, y es que El Libro de Ivo es la primera novela que publica el autor y lo hace por la puerta grande, en el sello Fantascy (PRH). Con esta obra se inicia La Saga de la Ciudad compuesta, según el autor, de cuatro libros. 


Cuando empecé a escuchar sobre este libro, lo clasificaban como una historia de terror. Pero mi impresión ahora, al terminar el libro ha sido más de haber leído una novela de fantasía urbana con mucha, mucha violencia. Y es que Juan Cuadra aporta sangre, vísceras y cadáveres a paletadas. ¿Esto suscita terror? Puede que al principio nos horroricemos con algunas muertes, pero uno acaba por insensibilizarse antes de pasar de la página 150. Lo que a mí de verdad me afectó fueron los deseos perturbadores de la gente, los deseos más oscuros de personas que aparentan una vida normal. Y de eso Juan Cuadra, parece que sabe bastante.

No solo sus personajes principales (los Señores del Reino y los Arcontes, además de algún humano interesante) cada extra, cada personaje secundario, viene dotado de gran profundidad. Y es que leyendo esta novela uno se da cuenta de que a veces basta con ahondar en el alma humana para encontrar podredumbre y malas intenciones. Citando la novela “Unos quieren ser cazados y otros quieren cazar” y eso es algo que se refleja literalmente durante la historia. Además tenemos a Sombra, uno de los personajes más interesantes y consistentes del libro. Una especie de mago urbano (Codony lo ejemplifica con Harry Dresden en su reseña). Que hacia el final de la novela será el personaje con quien más empaticemos y que más nos va a gustar leer.


La novela tiene fallos enormes, es cierto. Es una novela primeriza y peca de ello. Por ejemplo un inicio muy confuso, sin una dirección clara, la novela va avanzando a trompicones y aunque en general se hace interesante, un lector inquieto puede perder el hilo rápidamente. La novela no tiene un estilo definido, y me refiero a que las primeras páginas y las últimas parecen escritas por personas diferentes. Aunque es cierto que el estilo es algo que se consigue a base de escribir y con experiencia. El elemento fantástico quizá tarda demasiado en hacer su aparición. Personalmente conocía aspectos de la novela y me lo esperaba, pero para un lector que acaba de coger el libro sin saber nada quizá esto sea un “no me lo esperaba”. De todas formas hay pistas claras al inicio de la novela como que el personaje que huye del hospital no sufre de cansancio y tampoco recibe heridas. Aun así, no conoceremos el Reino hasta pasadas las primeras cien páginas.

Cuadra divide la novela en dos etapas, La Ciudad y El Reino. La Ciudad es donde transcurre la historia de Ivo, Sombra, la anciana japonesa ciega y la enorme vorágine de violencia y sexo. Como he dicho antes, litros y litros de sangre y miles de asesinatos suceden mientras Ivo masacra a todo aquel que se interpone en su lugar. Mientras en el Reino, sus señores luchan por proteger el lugar de ciertos ataques que acontecen sin cesar. Es curioso que los capítulos oníricos tengan una violencia mucho más taimada, más coreografiada y a veces incluso bella; pero en la Ciudad la violencia es humana, caótica y sin control. En este sentido Juan ha conseguido lo que buscaba al diferenciar ambos mundos.

Estas dos líneas argumentales suceden en espacios de tiempo distintos, diferenciados con “antes o “ahora”. Esta es una decisión que no acabo de entender y que lleva a confusión más de una vez (hay que retroceder páginas más de una vez para saber si aquello ya había sucedido o no). Una vez más, este problema se soluciona de forma natural según avanza la novela. No soy un experto en Neil Gaiman, de hecho solo he leído el primer tomo de Sandman, pero las similitudes con el cosmos de este autor son claras. (Esto es algo que el autor no se ha callado y que ya comentó en la entrevista en Fantifica) Quizá este sea uno de los motivos de la complicación de una trama sobre otra.


Aquí el tweet del autor explicando la imagen.
El Libro de Ivo deja muchos cabos generales sueltos aunque la novela es totalmente autoconclusiva. Personalmente estoy muy ansioso por seguir la historia, saber qué ocurre después, y más todavía si la segunda parte de la saga se llama “El Libro de Sombra”, cuyo título indica que estará protagonizado por el personaje homónimo.

No quiero cerrar esta reseña sin antes mencionar que El Libro de Ivo ha conseguido algo que notaba desde hace un tiempo que estaba perdiendo, y es esas ganas por llegar a casa y ponerte a leer, a quedarte enganchado durante horas por la noche aun sabiendo que tienes que madrugar. Sí, El Libro de Ivo tiene fallos obvios a ojos de un lector avezado, pero está impregnado de carácter y actitud y eso se nota. 

3 comentarios:

  1. Me gustan mucho tus reseñas porque ponen los puntos sobre las ies y en este caso es la primera vez que leo algo negativo de esta novela, pero eso no me tira para atrás en las ganas de leerla. No solo eso, sino que muchos de los fallos que comentas son explicables al ser su primera novela y si además va solucionándolos, seguro que en los siguientes libros se verán cada vez menos.

    Los sueños es algo que siempre me ha fascinado (una de las razones por las que casi entré en psicología, aunque cambiara de opinión al final xD) y aunque se ha hablado mucho sobre ellos, es imposible acabarlos. No he leído, por desgracia, Sandman, pero también lo tengo pendiente. Y si además dices que es un libro con mucha violencia impresa, creo que me va a gustar mucho. A ver si consigo leerlo pronto *-*

    ¡Un beso! Y gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  2. Reseña muy completa, como siempre.
    Me gusta eso que dices de que no es terror, si no fantasía urbana con mucha, mucha violencia. Es exactamente lo que me pareció a mí, aunque luego el tema de los deseos oscuros de los distintos personajes que aparecen por la trama sí puedan suscitar algo más de 'horror'.
    A mí esta primera entrega me ha dejado un pelín frío, pero si la segunda va a ir del mago 'Sombra' ya tiene un lector asegurado, :-)

    ResponderEliminar
  3. Recién he logrado hacerme con el Libro de Sombra, ya los
    comentaré cuando lo finalice. Juan Cuadra un autor que hayq ue tener en cuenta, su estilo a lo Clive Barker y Gaiman me ha fascinado.

    ResponderEliminar