jueves, 22 de enero de 2015

Legión y El alma del emperador de Brandon Sanderson


Brandon Sanderson ha demostrado ante el público anglosajón que no necesita escribir novelas de más de mil páginas para contar una buena historia. Con su ganadora de un Hugo a la Best Novella (2013), The Emperor’s Soul (El alma del emperador), tenemos un gran ejemplo, además de Legión, novela publicada en un mismo volumen junto a la anterior mencionada. Aunque en español sólo tenemos estas dos novelas cortas, en inglés hay un surtido bastante más amplio, además de contar con relatos cortos que complementan las novelas y que por desgracia nos estamos perdiendo en el mercado español. Legión se publicó en agosto de 2012 (Subterranean Press) y The Emperor’s Soul se publicó en marzo de 2012 (Taychon Publications). No fue hasta un año después, en marzo de 2013, que ambas novelas se publicaron en UK, de la mano de Gollancz en tomos separados, para pocos meses después, en agosto, salir una edición con ambas novelas cortas en un mismo volumen. Este volumen es el que se publicó en abril de 2014 en España, por Fantascy y con traducción de Rafael Marín.

Son dos novelas cortas con temáticas, argumentos e historias totalmente diferentes y que no se relacionan entre sí. En Legión nos encontramos con Stephen Leeds que nos contará sus tejemanejes en primera persona. Leeds es un hombre muy rico debido a su principal tarea, detective privado. Tiene cierto don o habilidad: diferentes personalidades con diferentes habilidades cada una que le asisten en sus casos. Un exmilitar, un historiador, una experta en idiomas,… Estas personalidades son nombradas en diferentes casos como alucinaciones, aunque Leeds repite en varias ocasiones que él no las considera alucinaciones. Diferentes exámenes médicos y psicológicos han demostrado que no tiene ningún tipo de trastorno. Además él alardea de cierto control sobre estas alucinaciones a las que él llama Aspects. La historia abre el tomo donde están las dos novelas cortas y fue el que más me entusiasmó de ambos. No por profundidad ni por el relato, sino por lo que esta historia puede llegar a ser.

En Legión el tono de la narración es perspicaz y cínico. Leeds es un tipo muy normal con una personalidad plana, pero sus aspects no. Sus alucinaciones tienen una personalidad muy fuerte, definida por sus profesiones o habilidades, a menudo con un pasado (que intuimos ficticio) y otro tipo de “pasado” junto a Leeds que continuamente sacan a la luz para recordar hazañas conseguidas por ellos. Otro de los aspectos positivos de Legión es la ambientación de fantasía urbana o incluso de ciencia ficción (esto quizá más en la segunda novela que en esta primera), con casos que rozan lo pseudocientífico (como una cámara fotográfica que capta el pasado histórico de ciertos lugares). Legión es un relato que sabe a poco pero que deja con ganas de más y donde Sanderson demuestra que sabe tocar todos los palos con maestría.

En cambio El alma del emperador es una novela de fantasía y aunque hay quien difiere de clasificarla como fantasía épica (es cierto que no reúne muchos de los elementos) sí tiene una ambientación pseudomedieval. Nuestra protagonista, Shai, es una falsificadora (Forger, en inglés) que usa un tipo de magia llamada falsificación (Forgery). En el relato, Shai es prisionera en las mazmorras reales y recibe un contrato, puede escoger entre cumplirlo o morir. Ese contrato dice que debe crear un sello mediante la falsificación, copiando el alma del emperador fallecido para que este pueda “volver a la vida”. El relato, ligeramente más largo y denso que el anterior, narra la fabricación de este sello por parte de Shai y todos los contratiempos y debates morales que sufrirá la protagonista.

El alma del emperador está ambientada en el mundo de Elantris, novela que ya reseñamos en el especial. Es posible que este detalles se pase por alto, pues en la novela no se menciona nada que pueda dar a entender este detalle y no existe apenas ningún elemento claro que lo demuestre. Tanto Elantris como El alma del emperador suceden en el planeta Sel, y como ya hemos contado con anterioridad este planeta es parte del Cosmere de Sanderson. En El alma del emperador tenemos la falsificación (Forgery) que proviene de las mismas shards que las tres magias de Elantris, Devoción y Dominio (Devotion y Dominion). Apenas existe más relación que esta para relacionar ambas novelas entre sí y después con el Cosmere. El alma del emperador sucede treinta años después de  Elantris aunque la (poca) ambientación que vemos sigue siendo pseudomedieval. En esta novela corta además de la falsificación se nos presentan otros tipos de magia: sello de sangre (Bloodsealing), sello de alma (Soulstamp), no-muertos, mascotas o monstruos (Skeletal), piedra de alma (Soulstone) y Marcas de esencia (Essence Mark). 

La narrativa de Sanderson empleada en esta novela está muy trabajada y depurada. Es un relato de apenas más de cien páginas con una gran cantidad de información condensada y un relato que se puede volver denso en ciertas ocasiones pero que derrocha imaginación y pura fantasía. Uno de los mejores relatos que he leído en mucho tiempo y que a estas alturas he releído hasta tres veces. Legión y El alma del emperador es un tomo imprescindible para los que os consideréis lectores de fantasía, pero también es imprescindible para todos aquellos curiosos que busquen una lectura apasionante, sorprendente, original y bien narrada. Un tomo que debería descansar en las estanterías de cualquiera que se haga llamar Lector.


5 comentarios:

  1. Me encantaron las dos historias, pero es verdad que Legión te deja con muchas ganas de más. A ver cuándo puedo echarle un ojo a la continuación... :P
    Aunque ahora que lo pienso... también me quedé con ganas de más con El alma del emperador... de de saber más sobre las aventuras de Shai...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre Shai el autor no se ha pronunciado, demasiados proyectos y sagas abiertas. Pero mañana reseñamos Legion: Skin Deep en el especial, así que atenta ;)

      Eliminar
    2. La verdad es que yo también me quede con más ganas de Shai y, no voy a mentir, de saber más sobre las magias que nos presenta la historia (si, a mi me pones magias en un mundo y ya me has ganado, soy así de simple).

      Sabiendo que tiene que haber una segunda parte de Elantris, no me extrañaría nada que Sanderson aproveche para presentarnos algo más sobre esta parte del mundo, aunque la diferncia de 35 años entre Elantris y The Emperor's Soul... me da miedito que nos quedemos sin ver más a Shai.

      Eliminar
  2. Me lo apunto porque creo que este sí que me gustará :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  3. El Alma del Emperador me pareció genial. La imaginación y la capacidad de crear mundos de este hombre es increíble.

    ResponderEliminar