lunes, 23 de febrero de 2015

El final del duelo, de Alejandro Marcos Ortega [Reseña]


Escribir algo diferente suele ser arriesgado. Yo mismo confieso que a pesar de gustarme lo diferente y transgresor, tengo mi propia zona de confort (aunque no muy bien definida) y me siento cómodo en ella. Alejandro Marcos Ortega es uno de los dos autores que estrenan la editorial Orciny Press. El otro autor es Edward Page Mitchell y su “Electroscopio del alma”, pero de este libro hablaremos en otro momento. Orciny Press apuesta por un clásico y por un autor nuevo con una obra que me ha sorprendido por muchas razones.


He leído algunas reseñas que catalogan el libro como fantasía urbana, incluso su editor, Hugo Camacho, cuando se puso en contacto conmigo para alegrarme el día enviándome el libro me dijo que se trataba de una original historia de fantasía urbana. El caso es que yo no me arriesgaría a catalogarlo como tal. El mundo que nos presenta Alejandro es atemporal, donde Saúl, un maestro de un equipo de duelistas acepta a Jero en su grupo. Jero es el hijo de un excompañero que murió, y cuyo recuerdo puebla la memoria de Saúl. Jero se dejará dominar por las ansias de vengar a su padre y esto irá forjando su carácter. El grupo de Saúl se verá envuelto en una trama detectivesca, repleta de misterios mientras que se entrenan para participar el torneo de Ferro y como pilar central de la trama, está el enorme misterio que gira alrededor de la muerte del padre de Jero.

Hay dos puntos fuertes en esta novela: el worldbuilding y el narrador. La segunda persona epistolar. La historia está narrada desde el punto de vista de Saúl y de modo que parezcan cartas enviadas a la madre de Jero. Creo que es una elección muy arriesgada que le da ese aire de originalidad a la historia. Pocas novelas he leído con este narrador (quizá es que he leído pocas) pero mi más sincera enhorabuena al autor porque creo que conseguir dominar esta forma narrativa no debe haber sido nada fácil. El hándicap de esta parte positiva es que no me ha dejado entrar en la novela en casi toda la historia. Empecé la historia sin expectativas pero a medida que leía la historia me daba cuenta de que no estaba escrita para mí. No es ningún problema con la historia, ni con la narración, pues como ya he dicho, es espectacular y muy impresionante, pero esto mismo que la hace tan especial me ha provocado cierto sentimiento de rechazo, de no empatizar con ningún personaje, de llegar a darme igual lo que les ocurra a estos mismos.

Esta narración cargada de reflexión nos lleva a conocer la historia de dentro hacia fuera. Conoceremos mejor las dudas y miedos de los personajes que el mundo que los rodea. Esto también afecta al ritmo de la novela, que sin llegar a ser lento, puede llegar a hacerse algo pesado cuando Saúl se pasa varias páginas rememorando situaciones para sacar conclusiones filosóficas de ellas. Esto ocurre pocas veces y en general el ritmo estable. El realismo de los personajes es quizá la parte más sobresaliente de la novela, con un desarrollo coherente, estos gozan de una profundidad impresionante. 

El otro punto fuerte (también con contrapunto) es el mundo que crea el autor, repleto de criaturas originales y de magia. Y es aquí donde entra el contrapunto (y en el que me interesa hacer incapié). La magia de los duelistas no tiene explicación, ninguna. No sabemos por qué los duelistas lanzan bolas de fuego o tornados y esto es algo que me recuerda a esa fantasía más clásica en la que los Deus Ex Machina poblaban a placer. No hay recursos fáciles en la novela, pero el elemento mágico queda impostado, como un simple decorado, al no tener más importancia que la de ser luces que brillan y explotan. Un trabajo de profundizar este sistema mágico para darle realismo hubiera hecho que la novela ganara muchos puntos.


En conclusión, una novela que se centra totalmente en los personajes desarrollando una trama de misterio y con una trama secundaria donde se refleja la magia. El desarrollo de la trama es muy bueno y los personajes cargaran con todo el peso narrativo de la obra. Orciny Press hace una apuesta innovadora y arriesga por un autor nuevo que destila calidad. El nuevo sello de género fantástico especulativo impresiona por el criterio de escoger sus obras de debut. Si queréis leer fantasía diferente, original y con una narrativa excelente, El final del duelo no tiene comparación a nivel de narrativa, es diferente a todo lo que he leído anteriormente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada