martes, 31 de marzo de 2015

Mataré a vuestros muertos de Daniel Ausente


Antes de seguir leyendo esta reseña, seguid mi consejo,  cerrad esta web e id a comprar la novela. La experiencia será mucho más grata si sabéis lo menos posible de la obra. El factor sorpresa, creo, ha sido quizá el que ha hecho que disfrutara tanto de esta novela. No saber qué estaba ocurriendo, no saber de qué iba todo lo que estaba leyendo creo un sentimiento de fascinación muy interesante en mí. Ahora, si eres de los que necesitan un empujón para leer la obra o de los que ya la han leído, sigue adelante, pues abro la puerta a ese mundo oscuro, esa decrépita y vieja ciudad que hoy en día llamamos Barcelona.


Mataré a vuestros muertos es una novela pulp, gamberra y muy oscura. Una novela que presenta conceptos de los que últimamente escucho hablar. ¿Os suena la psicogeografía? En cierto modo, Daniel lo pone en práctica utilizando la ciudad condal como escenario. Sacrificios humanos y animales a una entidad primigenia que acecha en la zona más barriobajera de Barcelona, conocida coloquialmente como “el barrio chino”, una zona del Raval. Mafiosos latinos, canis de barrio, gitanos que pasan droga y demás fauna variada puebla las páginas de esta novela. Incluso la Guardia Urbana está definida de forma gamberra (un toque paleto muy realista). En conjunto se crea un divertido elenco de personajes, que dan gran realismo a la obra. ¿Quién no se ha cruzado alguna vez con alguno de estos personajes, en las calles de Barcelona? Los carteristas de guiris, o los que te ofrecen una cerveza a un euro y que cuando pasa la policía la esconden en las alcantarillas. Es una novela repleta de incorrección política, sangre, sexo y patadas al género. Si os escandalizáis fácilmente, vais a terminar esta lectura escaldados y vais a esconder el libro en algún lugar donde no pueda verlo mucha gente pero podáis releerlo a menudo.


Pero no sólo personajes autóctonos de Barcelona habitan en estas páginas, Himmler aparece en la novela. Una persona real, que visitó Barcelona, en concreto el monasterio de Montserrat. (Fue curioso ya que justo el día que leí este fragmento, vi el capítulo de El ministerio del tiempo donde la acción transcurre en dicho monasterio). La aparición de Obadiah Marsh junto a las referencias tentaculares respectivas, y un icono pulp como es el caso de Buffalo Bill, o incluso Enriqueta Martí, la vampira del Raval. Ausente hace una inmersión total en el barrio y recoge sus iconos más macabros y añade unos cuantos de su propia cosecha, creando una mezcla de ficción histórica y pastiche lovecraftiano con muy mala leche. Daniel nos muestra una Barcelona actual y contemporánea en pura simbiosis con otra ciudad más ocultista, salvaje y horrible. Tenemos humor, violencia sangrienta, sexo explícito, un buen ritmo y unos personajes muy carismáticos a pesar de su caracterización. 

Debo parar un momento aquí para efectuar una crítica que me parece importante, ya que vengo encontrándome el mismo problema. Debido a que es bastante complicado para mí hacerme con libros físicos de autores nacionales (a veces alguna editorial se enrolla a enviarlos aquí o algunos buenos amigos también me proveen de buenas lecturas) estoy comprando mucho más en formato digital. Este fue el caso de Mataré a vuestros muertos, que por sólo 3€ en la web de Prosa Inmortal me parecía una ganga estupenda. ¿Habéis recibido alguna vez un libro en pdf? Ya sea una lectura cero, o un manual, o cualquier cosa. Yo, por norma general, los “adapto” a epub para que mi Reader los pueda leer mejor, usando Calibre y un par de herramientas más. Por norma general queda algo bastante cutre, con espaciados extraños y muy mal editado, pero oye, qué le vamos a hacer. Esto fue exactamente lo que me encontré al abrir el epub que compré en Prosa Inmortal, una muy mala transformación del manuscrito (pdf) a epub. Es cierto que la editorial se disculpó y fue muy amable conmigo cuando efectué mi queja, pero no me ofrecieron “solución” de esta mala edición, por lo que, muy a mi pesar, es el último libro digital que compro de esta editorial.

En definitiva, es una novela que recomiendo a cualquier lector que necesito de algo de calidad fuera su zona de confort. Es divertida, terrorífica, asquerosa (en el buen sentido) y fascinante. Los capítulos cortos terminan en cliffhangers que provocan al lector una adicción importante y que gracias a ello la obra se lee en apenas una tarde. Parafraseando a un buen amigo, esta novela “os va a explotar la puta cabeza”. Una obra perfecta para un guion de una película de Serie B de esas que se vuelven de culto. Yo, por lo menos, voy a estar muy atento a todo lo que escriba Daniel Ausente, de momento ya me he puesto a investigar sobre temas tratados en la novela, y es que aunque pretende ser una novela divertida, esta lectura deja marcas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada