viernes, 13 de noviembre de 2015

The Builders, de Daniel Polansky


Lo reconozco, los prejuicios me habían apartado de Daniel Polansky durante bastante tiempo. Prejuicios no demasiado grandes, pero varias personas habían leído Bajos fondos (Low Town) publicada por Minotauro y no tenían palabras demasiado amables para la obra (o quizá para la traducción, no lo recuerdo). El caso es que la editorial la saldó (como tantísimas otras) y me hice con un ejemplar casi tirado de precio. La novela sigue ahí, en mi estantería. Actualmente Low Town es una saga de tres libros aunque desconozco si es una trilogía cerrada. Este año la primera novela de una nueva saga de fantasía de este mismo autor estaba nominada a los premios David Gemmell, y fue ahí donde el autor volvió a captar mi atención con Those Above, saga que ya tiene una segunda parte titulada Those Below. Pero no ha sido hasta que a través de NetGalley tuve en mi lector digital un ejemplar de The Builders que me lancé a probar al autor. En parte porque la novela es muy corta, apenas 200 páginas y en gran parte por la premisa, impulsada por el portadón (que no la tipografía del título, la cual es horrorosa). Un mundo de fantasía al estilo salvaje oeste cuyos protagonistas son… animales antropomorfos. Antes de entrar a hablar de la novela me gustaría destacar la nueva colección de novelas cortas que está publicando Tor y en la que se encuentra The Builders. Tiene títulos realmente interesantes como Binti de Nnedi Orokafor, Sunset Mantle de Alter S. Reiss, The Drowning Eyes de Emily Foster o The Last Witness de K. J. Parker por mencionar solo algunos. Esta colección empezó en septiembre de 2015 y tiene una gran selección de títulos, entre los cuales todavía han de salir más antes de finales de año.

The Builders es un western, un mundo ambientado en un Salvaje Oeste, donde la pólvora, y el tren son la tecnología imperante (con sus respectivos revólveres y rifles) y cuyos habitantes son animales: roedores, reptiles, topos, y un abanico enorme de fauna. Es chocante ver como algunos animales peludos, como ratones, son realmente peligrosos y diestros con las armas, como por ejemplo el Capitán, el cual cuando es descrito nos imaginamos un gracioso ratón, para descubrir más tarde lo imponente e interesante del mismo. The Builders es una historia de venganza, donde un grupo de los asesinos más diestros de este mundo se reúnen de nuevo para cumplir una nueva tarea.


La trama es aparentemente sencilla, algo predecible y no cuenta nada demasiado original, pero la narrativa del autor es el punto fuerte de la novella ya que muestra un trabajo impresionante para una historia tan corta. Polansky tiene un sentido del humor muy fino y se ayuda de la personalidad de cada animal para crear la profundidad de los personajes, otro de los puntos fuertes de la obra; y ponerlos en situaciones que se resuelven de forma muy inteligente y a la vez con mucha acción. Incluso se puede sacar una cierta parodia positiva de ciertos relatos de fantasía. Gran parte de la novella es una presentación de la trama y de los personajes, lo que no afecta al propio relato, pues es autoconclusivo, pero consigue que necesitemos un trabajo más amplio en este mundo. Probablemente un efecto buscado por el autor y la editorial.

En definitiva, The Builders es una de las historias de fantasía (¿épica?) que he leído este año que más me ha gustado, y es que hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien leyendo una obra de fantasía. Una obra muy corta, que gracias a lo adictivo de su argumento, y al tono utilizado por el autor, se lee de un par de sentadas. Con unos personajes muy bien construidos y llenos de profundidad, con una trama cargada de acción y humor y en resumen, una obra escrita con destreza y que destila inteligencia. Darle una oportunidad a Daniel Polansky, vale la pena conocer al Capitán y a su banda.

8 comentarios:

  1. Pues yo leí Bajos fondos y me gustó mucho. Ahí está él solito en la estantería, claro... :/ No me importaría leer algo más de Polansky... Además, con esa portada casi entra solo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Corre! Te va a encantar, corto, barato y brutal...

      Eliminar
  2. Hola :) Lo quiero, tengo que ponerme a aprender a leer en inglés de una vez, pero no tengo tiempo ni para intentarlo ahora mismo, he empezado, pero muy poco a poco. Un mundo de fantasía al estilo salvaje oeste cuyos protagonistas son animales antropomorfos; tenemos armas y pólvora a raudales, personalidades aprovechadas con el carácter de cada animal. Todo suena muy genial, y la portada me gusta, salvo como dices, la letra (que sale en el Picmonkey para editar fotos por cierto XD). Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mangrii, hasta que no te lanzas no te das cuenta de lo sencillo que es leer en inglés. Por supuesto que hay que tener cierto nivel, pero ya verás que se trata de leer en contexto y no palabra por palabra. Es pura práctica y hay que superar el miedo. Una vez hecho el universo de lecturas se amplía considerablemente.

      Eliminar
  3. Hola, Alexander.

    Aprovechando tu lectura reciente de la obra, quisiera compartirte algunas apresiones con este tipo de trabajos, en los que los personajes son animales antropomórficos. Muchas veces las novelas que los incluyen se clasifican automáticamente como Fantasía, sin que en realidad haya nada realmente propio de la estética de la Fantasía, fuera de la naturaleza de los protagonistas. Es decir, si reemplazamos los ratones o los topos o lo que sea por hombres y mujeres comunes y corrientes, la historia permanecería intacta, pudiendo entonces clasificarla más bien como realismo o como fantástico (en la tradición a la que adscribo, Fantasía y fantástico son dos estéticas muy distintas).

    Recuerdo que una vez alguien me comentó esto a partir de la novela "Tooth and Claw", de Jo Walton: los protagonistas eran dragones que vivían en un entorno de cotidianidad, con problemas familiares, sociales y toda la cosa. Esto, que parecía interesante, a juicio de este lector resultó ser un pobre ejercicio de desplazamiento, porque finalmente no estaba leyendo una novela de Fantasía, sino una novela costumbrista con la curiosa gracia de que sus protagonistas fueran, pues, dragones.

    Mi pregunta, entonces, es si considerarías que The Builders podría adolecer de estos problemas, sobre todo considerando que se ambienta en el Salvaje Oeste (es decir, un contexto totalmente perteneciente al mundo primario).

    ¡Gracias!

    Paula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que habría que dejar claro que SÍ es fantasía, ya que el elemento fantástico es que no son personas, son animales, y en nuestro mundo real no existen animales antropomorfos que hablen. El elemento fantástico es ESE, que sean animales. La trama o el argumento pueden ser las que sean, pero si tiene un elemento fantástico, ES fantasía.

      Pero sobre lo que me preguntas de The Builders. No acabo de entender la pregunta, ya que creo que el planteamiento anterior es erróneo. Es decir, The Builders es fantasía desde el momento en que los protagonistas son animales que manejan armas y son antropomorfos. El resto es una historia estilo "Ocean's Eleven".

      Eliminar
  4. Suena interesante, no conocía al autor. Llama la atención que los protagonistas sean animales pero no es un obstáculo si la historia va bien trazada, creo yo. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola muy buenas soy del blog El Mundo de los Libros y estoy participando en una iniciativa llamada seamos seguidores en la que yo sigo tu blog y tu sigues el mio, muchas gracias espero que te sirva. Un saludo de El Mundo de los Libros.

    elmundodeloslibros25.blogspot.com.es

    ResponderEliminar