jueves, 18 de febrero de 2016

Ahora intenta dormir, de Emilio Bueso


Mi relación con Emilio Bueso en distancias cortas había sido agridulce, más agrio que dulce. Y es que me declaro un gran aficionado a sus novelas, pero no así con sus relatos. Ahora intenta dormir (Valdemar, 2015) es sorprendente. Y además ha conseguido que me reconcilie con el autor en su formato más corto. Este tomo editado por Valdemar en tapa dura y formato reducido al precio de 12€ (casi regalado), incluye cuentos y relatos recuperados de otras antologías además de inéditos, formando así una amalgama narrativa que incita a un viaje estilístico y temático por las diferentes facetas de Bueso.

Emilio Bueso es un autor cuyo estilo es identificable pero a su vez nunca es el mismo. Con algunos puntos en común pero siempre sorprendiendo. Creo que como valoración global, los textos de Bueso suelen cojear por el argumento, pero en cambio la parte estilística es excelente. Pocas veces he disfrutado tanto un texto como en Diástole (por poner un ejemplo). Esta cojera argumental se acrecentaba en los textos cortos que leí de Emilio (Terra Nova, Mañana Todavía). Sin embargo, en Ahora intenta dormir ha sido sorprendente ver que la gran mayoría de relatos son notables, sin apenas “peros”. Emilio Bueso es un autor que arriesga con cada texto, con cada apuesta, y la consecuencia de esto es errar más que acertar. Bueso es un autor que no va a lo seguro, y eso, debo reconocer, me resulta atractivo.

Ahora intenta dormir, es una antología repleta de relatos interesantes y terroríficos. Relatos que en pocos párrafos consiguen una inmersión directa del lector. Porque son relatos que contienen pesadillas, miedos profundos, escenas dantescas y sacadas del infierno de El Bosco. La analogía de Emilio Bueso y Zdzisław Beksiński (el ilustrador de la portada) es notable, ambos ven un mundo que, por suerte, no todos sabemos que existe, o por lo menos no podemos ver. Pintor y escritor dibujan y escriben sobre el mundo de las pesadillas, sobre la parte oscura de nuestra mente. Sobre lo retorcido y lo oscuro.

Los relatos de Bueso no dan miedo persé. Sus cuentos muestran el terror en palabras, perfilan imágenes perturbadoras y nuestra imaginación hace el resto. O quizá nuestra memoria. No me imagino a Beksiński tratando de asustar a su público con sus pinturas. Creo que ambos (si me permitís seguir con la analogía), buscan desprenderse de esas imágenes que los atormentan en sueños. Como si ponerlas sobre el papel y ofrecerlas al lector fuera una forma de librarse de ellas. Aunque eso sólo signifique dejar paso a nuevas pesadillas.

Esta antología está repleta de obsesiones, por ello Emilio Bueso escribe una pequeña introducción a cada relato, presentando el texto, explicando la razón del mismo. Esto añade un efecto metaliterario interesante, pues hace estos cuentos de terror todavía más palpables. ¿Nunca os habéis preguntado cómo se gestan las pesadillas? Emilio Bueso nos lleva de la mano por los desolados campos de la imaginación más perversa y retorcida en Ahora intenta dormir.





3 comentarios:

  1. Muy interesante, si ya tenía ganas de leerlo antes, ahora más. Yo leí Diástole, y tienes razón, no me gustó mucho la historia, pero el estilo de Bueso me tenía igualmente fascinada. Y me gusta la comparación con Beksinski. GG

    ResponderEliminar
  2. Me llamó muchísimo la atención desde que lo vi hace unos meses. Sin embargo me echaba para atrás las opiniones tan dispares sobre el autor. Muy pendiente lo tengo ya.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola :) Nunca he leído nada de Bueso, y como no paráis de hablar de él por los fueros twitteros pues, ya tengo más que en listado este volumen, que además como dices, son 12€ de nada por lo que promete una lectura maravillosa, de esas que se meten en tu cabeza en forma de imágenes espeluznantes que espantarían las peores pesadillas. Un abrazo^^

    ResponderEliminar