jueves, 9 de junio de 2016

Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes, de Richard Matheson


Cuando era pequeño me encantaba sentarme a ver la tele y tragarme horas de series y programas sobre terror, como las adaptaciones de Pesadillas, o la enorme Twilight Zone, Expediente X, Historias de la cripta o Más allá de límite. Desde luego cuando llegaban los créditos cambiaba de canal o me iba a hacer otra cosa. Fue bastantes años después cuando descubrí que Richard Matheson era el artífice de muchas de estas historias que me succionaban el tiempo de pequeño y me dejaban tiritando bajo las sábanas por la noche. Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes no es solo un libro, es un homenaje a uno de los maestros del terror contemporáneo. Un autor que ha sembrado nuestra juventud de pesadillas y ahora la editorial Gigamesh reedita en un ejemplar de puro lujo, y desde luego, de lo mejor que hay en el mercado (junto a esa maravillosa edición de Valdemar).

Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes es el segundo tomo de los relatos de Richard Matheson que se complementa con Nacido de hombre y mujer (el cual recomiendo leer previamente). Richard Matheson no necesita presentación, pero para los que llegáis aquí queriendo saber, os diré que es el autor de Soy leyenda, Pesadilla a veinte mil pies o El increíble hombre menguante entre otras obras. En otras palabras (en las del propio King), Richard Matheson fue maestro e inspiración directa del autor de terror de Maine, Stephen King. Ahí es nada. Matheson fue una revolución en el género de terror a mitad del siglo XX, donde el pulp salido de autores como Poe o Lovecraft eran la moda imperante. Un Matheson freelance envió el relato Nacido de hombre y mujer a la revista “Magazine of Fantasy and Sciencei Fiction”, relato que hizo que Richard Matheson empezara a ser un autor reconocido entre el público más fandom. Pero no fue hasta 1954 con su Soy leyenda cuando Matheson fue reconocido como una de las figuras más importantes del terror en su época.


Este segundo volumen que ha publicado la editorial Gigamesh, recoge el período más interesante de Matheson y desde luego el más activo. Quizá uno de los relatos más conocidos del autor sea el que da nombre al libro Pesadilla a veinte mil pies, el cual fue adaptado a Twilight Zone, como uno de sus episodios más célebres. Tanto que fue parodiado en Los Simpsons. El tomo recoge una gran cantidad de relatos para todos los gustos, relatos de alto calibre y otros que son quizá más recomendables para el absoluto fan de Matheson que para el lector casual, como por ejemplo El funeral. De todas formas considero necesario leer todos los relatos, de esta forma tenemos una visión más global y con más perspectiva de la trayectoria literaria del autor. Acero, donde un exboxeador se dedica a las peleas de robots, es un relato muy interesante que cabe mencionar, ya que trata el tema central de toda la obra de Matheson: ¿qué significa ser humano? (además en él se basó la película de Hugh Jackman). Desde luego, el global es excelente. 


La edición de Gigamesh trae un apéndice con toda la filmografía del autor, apartado que cayó mucho antes que los relatos, y es que era quizá lo que esperaba con más ansias de este segundo tomo. El libro abre con una introducción de Sergi Oset que considero interesante leer, y finaliza cada relato con un pequeño comentario del propio Matheson. Cuándo y cómo lo escribió, por qué y el proceso del propio texto. Este detalle es lo que le da calidad al libro (guiño, guiño). Ahora en serio, me parece un detalle excelente y que hace subir muchos puntos a la edición, ya que ayuda a empatizar con el autor, y el texto se lee de una forma mucho más cercana. Un gran acierto. La traducción es digna de mención, pues el trabajo de María Alonso y Raquel Marqués es muy bueno, dando cohesión al estilo de Matheson a lo largo de 1.000 páginas. Por otro lado, la portada de Alejandro Terán forma un todo junto con el primer volumen, creando un lienzo estupendo.


Richard Matheson es un autor cuya brillantez deslumbra, cuya sombra considero mucho más larga que la de otros autores más conocidos, como el ya mencionado Stephen King. Todos, o casi todos los que consumimos cultura pop, hemos recibido el impacto cultural de Matheson de una forma u otra, ya sea a través de sus relatos, de adaptaciones televisivas o de cine. Pero dejad que insista en que estos dos volúmenes que ha editado Gigamesh son un libro que todo lector de terror debería tener, un homenaje impresionante a este autor. Richard Matheson es uno de los mejores autores de terror que he leído jamás. 

1 comentario:

  1. Hola :) Están en mi whislist desde que vi que salia el segundo, ya que del primero desgraciado de mi ni me enteré, aún andaba en la berza por aquellos momentos. De pequeñito, muy pequeño, recuerdo quedarme a ver Historias de la cripta (¿Soy el único que tiene ganas de ver que hace Shyamalan con ella?), pero tampoco sabía que era uno de los autores, que incultura tengo por dios. Pues nada, ya estaba en la whishlist, pero de cabeza vamos, ademas he buscado ese homenaje en los Simpsons y lo recuerdo perfectamente. Un abrazo^^

    ResponderEliminar