viernes, 30 de septiembre de 2016

Nightshades, de Melissa F. Olson


Antes de hacerme con Nightshades, de Melissa F. Olson, leí algunas sinopsis y blurbs (algo inusual), y me sorprende la definición de la obra: paranormal thriller, o gritty urban fantasy. Es decir, un thriller paranormal o fantasía urbana sucia u oscura. Esto me animó a pedir el libro. Lo que yo no sabía es que implicaba vampiros. Nadie me avisó de los vampiros y a mí los vampiros no me atraen. En cualquier caso, Nightshades es una novela que mezcla vampiros y FBI, una novela donde estas criaturas mitológicas existen, algo conocido por todo el mundo. El FBI por lo tanto ha creado una división especial, dedicada en exclusiva a tratar con las amenazas que suponen estos bichos chupasangre. Además tienen como tarea complementaria recoger información sobre los mismos para aprender sobre ellos y mejorar las defensas contra ellos. Esta división de FBI se llama Bureau of Preternatural Investigations y está distribuida por diferentes lugares de EEUU. Nightshades se centra en la división de la BPI de Chicago donde suceden una serie de secuestros y varios miembros de la división han sido atacados por vampiros. Por esta razón la división de Chicago está en el punto de mira y Alex Mckenna se convierte en el líder de esta división, reclutando a un buen equipo y ocupándose del tema de los vampiros.

La narrativa tiene una atmósfera que me ha recordado a obras como True Detective. Oscura, repleta de mitología. Y a la vez tiene lo mejor de la novela negra. Policías amargados, tramas oscuras como el alma humana, espejos donde los personajes reflejan lo peor de sí mismos. Pero en ningún momento olvida cierto punto de acción, de thriller, incluso de aventuras. La novela tiene un toque de misterio que no me esperaba y que reconozco me ha enganchado mucho. Además los personajes están muy trabajados, son profundos, tienen aspectos que enganchan al lector, y es, para mi sorpresa, fácil empatizar con ellos. Es una lectura intensa, una lectura apasionante (creo que es la primera vez que uso esta palabra), pero que se me ha quedado en un quiero y no puedo, en un "podría haber sido más" que me ha dejado un amargo sabor de boca que no he podido evitar. No me entendáis mal, la novela es muy, muy buena. Además deja el final abierto para una segunda (o más) novela(s). Lo tiene todo, buenos personajes, buen ritmo, buena trama, imaginación... Pero no he acabado de conectar. Quizá haya sido algo muy mío, ese yo que no me deja disfrutar tranquilo de las novelas con vampiros. Quién sabe. En cualquier caso, tengo que empezar a montar el altar para rezar al que decidió inaugurar estas publicaciones breves en Tor.com, porque son maravillas. Fantasía urbana a la Dresden, ambientación oscura, y estilo de novela negra. 

2 comentarios:

  1. Pues me ha parecido muy interesante la temática. Tal y como lo planteas, hasta tiene toques de Harry Dresden, no? Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, desde luego. Aunque con tintes más oscuros y una trama menos detectivesca y más noir.

      Eliminar