miércoles, 14 de septiembre de 2016

Vigil, de Angela Slatter


Angela Slatter es una autora de cuentos, de relatos cortos, en su mayoría. Desde hace unos años ha ido ampliando sus textos, como podemos ver en varias novellas publicadas en editoriales como Of Sorrow and Such, en Tor.com, o en antologías varias. Vigil (Jo Feltcher Books), es su primera novela (de unas 350pgs), y forma parte de una trilogía titulada “Verity Fassbinder”. Aprovecho para remitiros al número #4 de la revista digital Supersonic, donde dediqué un artículo a la autora, además de una reveladora entrevista.

Vigil es una novela que podríamos encajonar dentro del subgénero de la fantasía urbana. Pero encajonar nunca me ha gustado (a pesar de que salga una chica alada en la portada y tenga reminiscencias de “otra novela de ángeles urbanos más”). Vigil, aunque suene a frase ultra manida, ofrece algo diferente y algo que no se suele encontrar en las novelas de fantasía urbana corrientes: originalidad y buena narrativa. Si algo he destacado siempre de Angela Slatter, es su increíble habilidad narradora. Juegos de palabras, construcción de imágenes sin recurrir a treinta mil adjetivos o repeticiones (algo muy común en inglés). Vigil es una novela de fantasía oscura con estructura de thriller ambientada en Brisbane, Australia. El mundo de Vigil lo habitan los Weyrds y los Normals, los cuales tratan de coexistir bajo las normas de Bela, Verity, y DI Rhoda McIntyre. El caso es que algo interrumpe una aparente calma, un misterio, que los protagonistas deben resolver.

Verity Fassbinder es la protagonista de esta novela (y podemos deducir que de la trilogía entera). Es un personaje peculiar, sardónico, y muy carismático. La personalidad de Verity es quizá de los puntos más fuertes de libro, demostrando que Angela sabe construir personajes repletos de claroscuros y con una moral indefinida. Sumado a esto, Verity no es un personaje especialmente complicado de entender. Creo que es fácil empatizar con ella, pues se podría decir que es “simple”. Con esto quiero dar a entender que su personalidad está tan bien definida, que no cuesta trabajo entenderla, por lo que leer la novela se hace más agradable. El resto de personajes de la novela están igual de bien construidos, con sus diferentes facetas y claroscuros. En conjunto, el fuerte de la novela, además de la narrativa, lo forman los personajes.

Pero eso no es todo lo positivo de la obra. El worldbuilding, como he comentado, se centra en Brisbane, ciudad real, la cual se imbuye de toda esta fantasía. Estamos acostumbrados a ver ciudades norteamericanas, o Londres, inundados de magia. ¿Pero qué ocurre con el resto del mundo? Así como ya hacía Sergio Morán con su El dios asesinado en el servicio de caballeros (Fantascy, 2016), con Barcelona, Angela Slatter lo hace con esta ciudad australiana. Creo que lo bien que la autora conoce el lugar le da una profundidad muy interesante a la ambientación, creando una atmósfera muy interesante.

Pero no es oro todo lo que reluce. La novela de Angela Slatter tiene una carencia a la cual no le veo solución. La autora es una verdadera maestra en escribir cuentos, y eso ha perjudicado la novela. El estilo es denso, cargado de información, con una narrativa que requiere gran atención y que cuesta desenvolver. Esto, para un relato, es perfecto, pero para una novela, supuestamente thriller, hace que sea un suplicio leer ciertos fragmentos. Aún así, si te gustan los retos, el lenguaje que pueda parecer recargado, tremendamente lírico, y en definitiva, un estilo cuidadísimo, Vigil es tu novela.

Para finalizar, mencionar que la trama me ha parecido original, y muy inteligente. Angela Slatter no es precisamente una maestra del estilo vertiginoso del thriller, pero sí de la ambientación. De la intriga. Del misterio. De todas formas, creo que la trama de Vigil engancha, sorprende y muchas veces coge desprevenido al lector. Quizá me han descolocado algunas referencias a la cultura australiana, pero que una vez debidamente investigadas, proporcionan más jugo al relato. En definitiva, Vigil es una novela muy interesante, con carencias, pero cuyos puntos positivos destacan e inclinan la balanza. Desde luego, Angela Slatter es una autora que pisa fuerte, cuya narrativa es de esas fácilmente identificables en un texto.

Nota: esta reseña está dentro de la iniciativa #LeoAutorasFantásticas y #LeoAutorasOct

3 comentarios:

  1. Me has dejado con muchas ganas de hacerme con la novela. Tanto que ya me planteo incluirla en mi lista para #LeoAutorasOct :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo, que creo que para leer a Slatter hay que tener un nivel de inglés medio-alto :)

      Eliminar
  2. Reconozco que desde que te vi la portada del libro me quede prendado, por que me encanta esa ilustración. Gracias a tu articulo y entrevista tengo anotada alguna novella y algunos cuentos para probar a la autora, que me parece realmente interesante :)

    ResponderEliminar