jueves, 18 de mayo de 2017

Farishta, de Marc Pastor



No os perdáis las reseñas de Isa en A través de otro espejo y de Dani en Boy With Letters.

Me cuesta hablar de este libro en castellano. Para mí, Marc Pastor es actualmente el escritor de ciencia ficción en catalán más interesante que hemos tenido en muchísimo tiempo. Es más, la publicación de Farishta ha sido un acontecimiento mediático en Catalunya. Numerosos medios, televisión, blogs y prensa se han hecho eco del nacimiento de Farishta. Es maravilloso cuando un autor que te gusta consigue sobresalir de algún modo ante tanta desidia literaria. En cualquier caso, Farishta (Amsterdam en catalán, Catedral en castellano) es una novela de ciencia ficción que bebe de muchísimas influencias distintas, pero podríamos definirla como un Lost con viajes en el tiempo.

La novela es el diario de Farishta, una joven a la que le ofrecen un trabajo de ensueño: viajar a unas islas del Pacífico y hacer tareas de recadera y poco más. En otras palabras, velar por las necesidades de unas familias que viven allí a cambio de vivir cuatro años en el paraíso. Ella acepta sin dudar. Allí se encuentra con Manse, el encargado de la isla, un joven de veintipocos años que pronto comienza un romance con Farishta. En estas islas también viven unas familias las cuales no tienen contacto entre ellas y todo lo que las rodea es un misterio. Todo esto está organizado por una empresa llamada Iefremov-Strugatski a la cual la rodean una serie de intrigas que hacen sospechar a Farishta.

Esto es un resumen muy escueto, la novela va de mucho, mucho más. Por ejemplo, va de música. Marc Pastor utiliza canciones de rock y poprock de los 70, 80 y 90 para realzar distintos momentos: tristeza, lástima, amor, pasión… Las referencias musicales se convierten en una parte importantísima de la novela, y a poco que el lector conozca un poco de las mismas puede leer la obra con las canciones en la cabeza. Farishta también trata del amor, pero de un amor real, descarnado, lleno de altibajos, doloroso, apasionado, vivo. Marc Pastor plasma algunas de las frases románticas menos pegajosas que he leído nunca. Farishta también trata de conspiraciones, de viajes en el tiempo, de sacrificios, de frikismo, de referencias culturales. Pero quizá el tema central de la novela sean las relaciones paternofiliales.



Hay tres tipos de personajes en la novela: adultos, entre los que se encuentran los padres, niños, y jóvenes, entre los que están Manse y Farishta. El círculo que relaciona a todos estos está muy bien hilado, y Marc Pastor genera un ensayo interesantísimo sobre qué significa ser padre, qué implicaciones conlleva, los diferentes tipos de enfocar este acontecimiento, y demás.

En cuanto a referencias frikis, Marc Pastor no se corta. Desde el hecho de que todos sus personajes tienen nombres de personajes o lugares de cultura pop o de la literatura, hasta elementos que coge para su obra. La más obvia es la comparación con Lost: esa Iemefrov parecida a Dharma, los miembros de la propia empresa algo volátiles, las islas en el Pacífico, la aparente imposibilidad de salir… Pero también tiene cositas de Doctor Who, Melville, o Jules Vernes.

Para finalizar, decir que esta novela se sitúa en medio del corvovers (corvoverso), el universo de novelas donde Marc Pastor conecta todas sus obras previas: Montecristo, La mala dona, L’any de la plaga, Bioko y la actual, además de tres relatos que podéis encontrar en distintas antologías. Sin ir más lejos, Corvo es un apellido que aparece siempre en todas las novelas (a veces como un cameo, y otras como protagonista). Que un autor catalán consiga tal hazaña me parece digno de elogio. Farishta es la novela que más referencia todas sus anteriores novelas, en especial L’any de la plaga y Bioko.

En definitiva, Marc Pastor le toma el relevo a varios casos clásicos de la literatura catalana de ciencia ficción que ya estaban bastante pasados de moda, como Pedrolo. El corvovers parece que marca un punto y aparte e inicia una nueva etapa, una en la que la literatura de género se normalice de nuevo en Catalunya, en la que más escritores se atrevan a unirse a la estela de Pastor (que ya los hay, y muchos, solo hay que ver el catálogo de Males Herbes). Marc Pastor demuestra que no solo la ciencia ficción es LITERATURA, sino que las historias de aventuras pueden esconder mensajes profundos y reflexiones que nos dejen un duradero poso en la cabeza. Farishta es un hito en la literatura catalana, y Marc Pastor es un genio.

No os perdáis las reseñas de Isa en A través de otro espejo y de Dani en Boy With Letters.

sábado, 6 de mayo de 2017

Resumen de lecturas [abril, 2017]



Abril ha sido un mes flojito en cuanto a lecturas. He tenido un par de decepciones (y una de ellas demasiado grande), y he descubierto algunas obras bastante interesante. He decidido que en estos resúmenes, para que os resulten más entretenidos (y a mí a modo de bitácora lectora), también apuntaré qué series o pelis he visto durante el mes, qué libros he comprado y qué cositas he publicado en otros medios como Supersonic, Neo Nostromo, o revistas varias. Así que nada, ¡al turrón!

Opus, de Satoshi Kon  

Solo puedo lamentarme de que Kon lo dejara inacabado. Una maravilla de manga. 

The Vegetarian, de Han Kang 

Posiblemente una de las mejores lecturas de este año. Una novela sobrecogedora y alucinante. La protagonista, tras una pesadilla, decide dejar de comer nada animal. La sola idea de ello le produce nauseas y pavor. Pero sus familiares no se lo toman tan bien y deciden obligarla a comer carne. Para su familia, esta decisión es síntoma de locura, de histeria profunda. La protagonista sufrirá abusos y maltratos físicos y psicológicos por parte de unos familiares que no solo no la entienden, sino que el miedo hacia ella les provoca agresividad.

The End of the Day, de Claire North [RESEÑA

We Should all be Feminists, de Chimamanda Ngozie Adichie 

No está mal, pero es un manual muy para neófitos en esto del feminismo. Me ha faltado caña, mala leche, más profundidad. Se nota que es una charla un tanto "por encima" de los problemas. Los menciona, los clasifica, pero ya. Interesante, de todas formas.




Bitch Planet #1, de DeConnik y De Landro 


Es posible que el hype me afectara con esta lectura, ya que no me pareció tan potente e impactante como leía en varias opiniones y críticas. En un futuro totalitarista, ser mujer es casi casi un crímen. Una palabra fuera de tono o una actitud no complaciente lleva a las mujeres a una prisión brutal, el Bitch Planet, un planeta habitado solo por mujeres y sus vigilantes. El dibujo es espectacular, pero el ritmo es muy irregular, comienza genial, baja mucho y al final vuelve a recuperar el fuelle. Veremos el segundo volúmen.

La bella Annabel Lee, de Kenzaburo Oê [RESEÑA

Agents of Dreamland, de Caitlín R. Kiernan [RESEÑA


La carrera, de Nina Allan [RESEÑA

Además de estas novelas, novelas cortas y cómics, he leído varios relatos como la novellette de Nora K. Jemisin "The City Born Great", los relatos "The Husband Stitch", e "Inventory", de Carmen Maria Machado. Durante unas semanas estuvo gratis el relato "Pues el cielo he tocado", de Mike Resnick, que forma parte de una antología que publicará Gigamesh este mes, y finalmente me leí los relatos de la Uncanny Magazine #15 (marzo y abril) que recomiendo muchísimo.

En cuanto a compras, os dejo una foto de lo que ha caído en mis estanterías este mes... No me juzguéis. 


En cuanto a publicaciones en otros medios, primero comencemos con Neo Nostromo, podcast que llevo con Miquel Codony y del cual han salido 3 programas este mes. 


En Fantifica han caído un puñado de reseñas y una entrevista.


En El peso del aire también han caído algunos textos, casi todo reseñas.


Para finalizar, en Supersonic #7 tenéis un artículo mío sobre Brandon Sanderson y una traducción de un relato brutal de Angela Slatter: "Madeja carmesí".

Y quizá en el próximo os hable de las series y pelis que he ido viendo, que por hoy ya está bien de resúmenes.